martes, 22 de julio de 2014

Cresta Tío María, Sant Llorenç de Montgai.



Vuelta A Sant Llorenç de Montgai.
Cresta Disblia.
Reseña del Blog Escalando.



Ficha técnica
Lugar: Sant Llorenç de Montgai.
Zona: Cresta Disblia.
Vía: Crestas Tío María.
Dificultad: V+.
Longitud: 155m.
Material: Cintas exprés.
Fecha: 20/07/2014.



Hacía pocos días que había estado por la zona, con mi buen amigo Gabriel escalando. Ahora volvía pero con mi compañera Nuria, para realizar una cresta fácil y asumible y que habíamos leído que estaba muy bien asegurada y que si se quería, también podías practicar con los seguros flotantes (friends, fisureros etc.…) gracias a sus fisuras. Así que allí nos vamos.

Otro día que salimos sin prisas, tenemos un viaje algo largo hasta Sant Llorenç. Decidimos que pararemos a comer en el pueblo de Bellcaire de Urgell, en el Bar Sport donde se come bastante bien. Una vez comidos continuamos con nuestro camino hacia Montgai. Mapa de situación del aparcamiento.

Extraido del Blog Escalando.

Una vez aparcados nos preparamos todos los bártulos y nos ponemos en marcha hacia la Cresta disblia. Llegar no es difícil, hay que seguir el camino que va hacia la vía ferrata, pero tenemos que seguir como si fuéramos a la pared de la Formiguera. A escasos cinco minutos estamos en el inicio de la vía.

Vistas muy bonitas.

L1 – III. Es Nuria la que empieza a escalar. Primero una placa tumbada de tercer grado fácil en adherencia, aquí hay alguna fisura para colocar algún cacharro. Nuria va colocando friends, hasta el paso de derechas a la reunión que prefiere chapar el parabolt y así no exponerse tanto. Yo subo bastante bien para ir en botas, quiero probar a ver qué tal voy con ellas y colocando seguros a la vez. Un tramo de 25 metros con 7 parabolts.

Parte del L1 y Nuria en la R1.

L2 – V. Es mi turno. Un largo bonito, unos primeros pasos verticales de IV, IV+ para llegar a una bavaresa, donde los pies los van en adherencia, aquí sufro un poco más por culpa de los pies. La bavaresa es el paso duro del largo además es corta y rápidamente se puede salvar por arriba, el resto del largo es más fácil. Todo el largo lo equipo con seguros flotantes excepto el tramo de la bavaresa. A Nuria le encanta mucho este largo le ha parecido bonito y divertido. Un tramo de 45 metros con 10 parabolts.

Nuria recuperando el L2.

Yo en la R2. Detrs el L3. (Foto Nuria)

L3 – V+. Es el largo más duro y bonito de la vía con diferencia. Un espolón vertical e imponente. Se empieza de frente para irte hacia la izquierda, donde te vas metiendo en un diedro fisurado. El tramo está muy bien asegurado. Nuria estaba escalando la parte final del diedro e intentando equiparlo con flotantes, cuando se nos puso a llover y tuvo que abortar y escalar deprisa para poder salir de allí lo antes posible, al poco de llegar a la reunión ceso el agua. Pasado el diedro la dificultad baja, pero la sensación de cresta es bonita. Yo subo bien la primera parte, pero en el diedro no encuentro la forma de escalar y me cuesta más de lo normal en un paso acero, creo que las botas en este largo no me han ayudado, el resto del largo mejor. Un tramo de 40 metros 10 parabolts.

Nuria luchando el L3.

Yo recuperndo el L3. (Foto Nuria)

L4 – V. Vuelvo a tirar yo, como no nos fiamos de que vuelva a caer agua, vamos lo más rápido posible. Pero como yo soy algo cabezón intento ir equipando el largo el material que llevo encima, ya que casi todos los flotantes los tiene Nuria. Comienza en un flanqueo con un paso de fisura muy bonito, para volver a subirte encima de la cresta, que ya se hace toda por encima, que se deja equipar bien. Este largo no es nada difícil. Nuria se lo pasa en grande en este tramo, aunque vayamos con algo de prisa por culpa de las posibles precipitaciones. Un tramo de 45 metros con 9 parabolts.

Nuria recuperando el L4.

El descenso es fácil, solo hay que ir siguiendo los hitos dirección a la vía del tren, hasta llegar de nuevo al sendero por el que hemos accedido al pie de vía.


Fin de una buena jornada.

Otro día espectacular de escalada. Roca de primera, paisaje bonito y tranquilo. Cresta corta, asequible, muy bien asegurada y vía perfecta para practicar distintas técnicas. Eso sí, todo esto acompañado de una gran persona y compañera de viaje. Muchas gracias Nuria por volver a compartir otra más.

domingo, 20 de julio de 2014

Vía The Wall a l'Elefant (Montserrat)



L’Elefant, Sant Benet.
Reseña del Escalatroncs.








Ficha técnica
Lugar: Montserrat.
Zona: Sant Benet.
Vía: The Wall.
Dificultad: V.
Longitud: 130m.
Material: Cintas exprés.
Fecha: 19/07/2014.







Hacía tiempo que tenia esta vía en mente, me la había comentado mi amigo Dani, y yo a su vez a varias personas para ir hacerla entre ellas a Nuria y es con ella con la que me voy a Montserrat. Es una vía de cara Norte y está bien para ir hacerla en verano. Bueno nosotros no tenemos mucha prisa pues es lo que tiene los días de fiesta. Decidimos no madrugar mucho e ir tranquilos.

Tenemos un paseo en la aproximación, dejamos como de costumbre el coche en el parking del Monasterio y nos ponemos en marcha hacia el Refugio de Sant Benet. Una vez en este cogemos el desvío que se va hacia la Ermita de Sant Salvador que se encuentra en la misma Agulla de l’Elefant, seguimos el sendero hasta llegar al coll de Sant Salvador, descendemos un poco hasta que encontramos un sendero a mano derecha que se acerca hasta la pared norte de l’Elefant. La vía empieza al lado de una lastra con una pintura azul. Cuando llegamos tenemos que esperar pues hay varias cordadas en la vía.

Nuria en el inicio de vía.

L1 – V. Después de una espera algo larga, pero por suerte a la sombra. Nos toca el turno de empezar a escalar. Nuria no está muy por la labor de escalar de primera, así que me tocara a mí hacer la vía entera de primero. Me pongo manos a la obra y no sé por qué no voy muy cómodo, no me encuentro a gusto y voy escalando como buenamente puedo. Es un largo que te va poniendo a tono, encima tienes que ir escalando un poco en diagonal buscando las mejores presas. A mí me cuesta un poco verlas, pero lo voy sacando bien. Los seguros no están cerca, pero se hace bien. Nuria el primer tramo le cuesta un poco, y se le atraganta algún paso de la diagonal hacia la reunión, pero el resto lo saca bastante bien. Un tramo de 45 metros.

Primer Largo. (Foto Nuria)

L2 – V. Nuria sigue en sus trece de no hacer de primera, y me tengo que resignar e ir yo. Este tramo es muy bonito vertical y de mucha presa buena. Aquí escalo navegando de un lado a otro, para encontrar la mejor presa donde cogerme. El paso más duro es una pequeña panza, que se supera bastante bien por sus muy buenos agarres. De aquí a la reunión nos quedan unos pocos metros. Nuria sube a su ritmo sin prisas pero sin pausas lo hace muy bien. La única pega que le pone al largo es la separación de los seguros, por el resto le ha gustado mucho. Otro largo de 45 metros.

Largo dos. (Foto Nuria)

Nuria recuperando el L2.

L3 – IV. Largo fácil para llegar a la cima de l’Elefant. Escalo en busca de la fisura, donde hay un clavo, luego sigo hacia arriba hasta que la placa ya tumba bastante y baja el grado de la escalada. Aquí voy escalando hacia la izquierda por un campo de patatas hasta llegar a la cima y montar la reunión. Nuria sube bastante rápido y bien, para acabar la vía. Un largo de 40 metros.

Inicio del L3.

Nuria en la R2.

El descenso es un busca de una pequeña canal que tenemos que destrepar, y poco a poco vamos bajando por las pequeñas rampas, buscando el camino más lógico hasta llegar otra vez al Coll de Sant Salvador. Luego desandar el camino de aproximación otra vez hasta el parking del Monasterio.

Canal de descenso.

Gran fin de vía.

Otro día de muy buena escalada, en la emblemática montaña de Montserrat. Con una gran compañera, es un placer escalar contigo Nuria. Y para no tener el día ninguno de los dos ha salido una muy buena vía. Muy contento de ir tachando pequeños proyectos.

lunes, 14 de julio de 2014

Vía del Nifo, Roca Narieda.

Alt Urgell con Armando.
Reseña de Silencio Mineral.







Ficha técnica
Lugar: Fígols.
Zona: Roca Narieda.
Vía: Nifo.
Dificultad: V+.
Longitud: 180m.
Material: Cintas exprés, fisureros y friends.
Fecha:12/07/2014.








Marcho con Armando al Pirineo, hasta Porte, para escalar el Espolón NE al Pico de Valleta. Pero el día no empieza bien, llego tarde al encuentro de mi amigo y salimos con más de media hora de retraso, no obstante nos dirigimos a porte por el túnel del Cadí y llegamos a una hora decente. Nuestra mala suerte no se había acabado, resulta que cuando llegamos al parking, hay unas nubes enganchadas encima de nosotros, que no tienen la intención de irse y además están soltando un agua débil, pero que te va calando. Así que con el panorama que nos encontramos, decidimos irnos a otro lugar, le propongo a Armando de ir al Alt Urgell, ya que estamos cerca y hacer una vía que teníamos apalabrada, la vía Nifo.

Armando preparándose para escalar.

Nos dirigimos a Orgaña y aprovechamos para desayunar y mirar unas reseñas en uno de los bares del pueblo. Dos días antes había estado con Nuria cenando después de bajar de la vía “Baga Total”. Después de llenarnos el estómago nos dirigimos al pueblo de Fígols. Bastante antes de llegar al Pueblo justo debajo de la Roca Narieda hay un aparcamiento para 3/4 coches bien colocados. Nos preparamos para la jornada que realizaremos, y nos ponemos en marcha para la aproximación, justo enfrente del aparcamiento sale un pequeño sendero que sube zigzagueando por una tartera. El inicio de la vía está marcado con una inscripción algo borrosa, pero fácil de ver.

Nombre al inicio de la vía.
La vía resigue la fisura de la izquierda.

L1 – V. Empieza a escalar mi compañero Armando, El primer seguro está bastante lejos del suelo pero mi compañero va bien y llega sin dificultad. La vía de por si esta poco equipada y armando va colocando algún seguro de tanto en tanto. Tramo de placa al inicio y subiendo por unas pequeñas gradas, pasos fáciles, hasta llegar a la reunión. Un tramo de 35 metros.

Primer largo, primera fisura.

L2 – V. Es mi turno. El largo más feo de la vía muy herboso y además debemos partirlo en dos por culpa del rozamiento de la roca. Unos primeros pasos por una grada que sube en diagonal hacia la derecha salvando arbustos, hasta llegar a un diedro donde está el paso del largo, yo me lo mire bastante, ya que creo que tienes un par de alternativas. Una vez superado el largo un pequeño flanqueo hacia la izquierda para llegar a la reunión opcional. Armando sube volando está primera parte del largo, una vez juntos pasamos las cuerdas, y me dispongo hacer el segundo tramo, superar una pequeña aguja, que lo más complicado es el destrepe de ésta. Vuelvo a recuperar a Armando, para finalizar el largo. Dos tramos que unidos hacen 55 metros.

Vistas desde la R1 hacia Coll de Nargó.

L3 –V+. Aquí empieza el diedro fisurado y las dificultades. La vía sabemos que está prácticamente desequipada. Los primeros largos no nos causaron mucho sufrimiento, pero a partir de aquí sufriremos bien yo más que mi compañero. Armando se lanza a por los primeros metros y va subiendo bastante bien. Se coloca a la altura de la fisura y va colocando algún que otro seguro. Llega a la reunión muy bien, se ha trabajado el largo a la perfección. Yo subo a mi ritmo recuperando todos los seguros colocados por mi compañero y alucinando con el largo, para mi gusto técnico y duro. Un largo de 30 metros.

La fisura del L3.

L4 – V+. Es mi turno, me organizo los friend, alliens y fisureros y me lanzo a la fisura para ir subiendo poco a poco mientras voy colocando seguros. A los 10 metros creo, empiezo a sufrir y comienzo a acribillar la fisura de seguros flotantes, pues no lo tengo muy claro y la cabeza me hace pasar por momentos de inseguridad y miedo a la caída. Llego a los seguros ya colocados en la pared y la confianza no es que cambie mucho, chapar unos tacos de madera no es lo que más me guste, pero es lo que tengo en la pared y yo no soy ni el primero, ni el último que lo haga. Un último paso en flanqueo hacia la derecha por una pequeña cornisa, saliendo de la fisura es el final del largo. Armando sube bastante rápido, se le está dando muy bien esto de escalar por diedro y adherencia. Es una mezcla que a mí me cuesta un poco. El largo tiene 30 metros.

Armando recuperando el L4.

L5 – V+. Esté será nuestro último largo. Es Armando quien lo hace, además es algo más duro que el anterior, aunque estén reseñados ambos con quinto más. Mi compañero empieza muy bien y va subiendo tranquilo, pero en medio del largo hay un pequeño bombo que le hace pasar por la primera complicación y sufrimiento, no acaba de fiarse de uno de los seguros que ha colocado y acribilla este paso, que al final lo soluciona como un campeón. Los nervios se le pasan y sigue hacia arriba con buen paso y de repente la entrada a la reunión, otro momento de tensión, bloqueo de un lado subida de piernas y coge la presa buena, ya lo tiene hecho el grito de alegría al acabar el largo, refleja el estado de tensión y sufrimiento que ha tenido mi compañero en el largo. Esta hecho un animal, aun llevando tiempo sin salir hacer vías semi o poco equipadas, sigue estado hecho un toro. Yo subo bastante bien, se nota que voy de segundo y es diferente, apenas hay tensión, cuando llego a los pasos duros me doy cuenta de lo que ha podido sufrir, menos mal que lo ha hecho el, ese es el pensamiento que se me pasa por la cabeza al ir subiendo. Al final ambos nos juntamos en la reunión y decidimos irnos abajo, ya tenemos bastante. Un tramo de 30 metros.

El L5, Armando arriba en la reunión.

El descenso lo hacemos en tres rapeles, las reuniones están preparadas para rapelar con dos anillas en poco rato volvemos a estar en tierra firme. El retorno al coche es por el mismo camino de acceso a la vía.


Foto ya en el coche, con el trabajo realizado.

Después de bastante tiempo sin escalar con mi amigo Armando, el retorno a la vía la larga ha sido espectacular. Un gran día a pesar de no hacer lo que queríamos, ha salido algo muy bueno y divertido. Muchas gracias amigo por volver a compartir metros, nos hacía falta escalar juntos. Que no nos falten las buenas vías.

sábado, 12 de julio de 2014

Baga Total en la Roca Narieda.

Vuelta al Alt Urgell.
Reseña de Domzalski.







Ficha técnica
Lugar: Fígols.
Zona: Roca Narieda.
Vía: Baga Total.
Dificultad: 6a.
Longitud: 605m.
Material: Cintas exprés.
Fecha: 10/07/2014.








Me voy con Nuria al Alt Urgell, hacer una tapia larga, para hacer muchos metros y ver como se nos da por esta zona, donde tengo algún proyecto que otro. Por experiencia en esta zona el grado es duro y esta vía no es una excepción, sobre todo con los largos más técnicos.


Nos dirigimos al pueblo de Coll de Nargo, aprovechamos para desayunar, tenemos todo el día y no hay mucha prisa. Después del desayuno nos vamos hacia el pueblo de Fígols, antes de llegar a éste hay una pista a mano derecha, la pista nos lleva hasta lo que es el parking donde dejaremos el coche, una cadena nos corta el paso y es aquí donde dejamos el vehículo. Una vez preparados empezamos con la aproximación, se sube por la pista que la cadena nos cortaba el paso hacia la Roca Narieda, nosotros tuvimos un pequeño problema con ésta: en una de las curvas, vimos un sendero que salía a mano derecha y nos dispusimos a cogerlo, dándonos cuenta que este nos alejaba de la pared que nosotros queríamos ir, así que hicimos un flanqueo en busca de los toboganes de los primeros largos. Al final encontramos la vía, pero justo por encima de la cuerda fija del 4 largo. El acceso al pie de vía es siguiendo la pista hasta encontrar un hito a la derecha de ésta, en una de las curvas de izquierda y hay una pequeña tartera (lo vimos en el descenso).

Así que esta reseña la empezare a contar desde el 4º largo, ya que los tres primeros nos lo saltamos yendo por el bosque (una lástima). La vía está equipada con: puentes de roca (muchos), parabolts, spits, pitones y algún fisurero atascado.

L4, nuestro inicio de vía.

L4 – V. Es Nuria la que empieza a tirar de primera, ella lo ve fácil, lo único que le cuesta es ver los puentes de roca que hay, se confunden un poco con el color de la roca y que muchos tienen tierra. Mi compañera lo saca estupendamente y monta la reunión, bastante cómoda justo en las raíces de un árbol. Pero al montar esta se da cuenta de que no tiene su asegurador que se le ha debido de caer, busco por la zona pero no lo encuentro, subo y me asegura desde un nudo dinámico, cuando llego a la reunión hablamos de que hacemos, y decido volver a bajar, pero esta vez un poco más abajo a ver si lo consigo encontrar, con fortuna lo encuentro dentro de uno de los setos que hay y vuelvo a subir. Esto nos lleva un rato valioso en la escalda, pero no nos ponemos nerviosos y seguimos con nuestra escalada.

Nuria en la R4.

L5 – IV+. Un flanqueo muy bonito de adherencia hacia la izquierda, que disfruto mucho. A Nuria se le hace raro el flanqueo, le ha cogido un poco en frio esto de escalar en adherencia, pero lo saca bien después de todo. Un largo de 45 metros.

Recuperando el L5.

L6 – V+. Es Nuria la que va de primera, para postre el primer trozo tiene un a chorrera de agua, que por suerte no nos molesta, Después de chapar el segundo seguro, Nuria realiza un pequeño flanqueo hacia la izquierda para llegar a la fisura (se puede proteger), aquí mi compañera se fundió bastante, pero al final se trabajo el largo muy bien. Un largo de 40 metros.

Tramo final de la placa del L6.

L7 – 6a. Este largo lo hago yo, es un una placa fina y en adherencia, que tiende a irse hacia la derecha. No es un tramo horrible, se hace bastante bien sin sufrir demasiado. Nuria opina igual, sube muy bien, acera de algún seguro, pues nos queda mucha vía y no se quiere fundir tan pronto. Un tramo de 45 metros.

Nuria recuperando el L7.

L8 – IV. Un largo de 35 metros en diagonal y en adherencia, para ir a buscar el diedro justo donde tenemos la 8ª reunión. Un largo fácil, que se trabaja muy bien Nuria.

Mi compañera en la R8.

L9 – V. Sube en vertical a buscar la gran fisura, una vez en ésta, es reseguirla. A mí no me parece lo que marca su grado, no sé si será por la falta de técnica, incluso me parece más duro que el 6a anterior, los seguros están más próximos, pero aun así hay que escalar. Nuria alucina con el largo y opina igual que yo, que para ser un quinto es duro. 45 metros de tensión.

Recuperando el L9.

L10 – V. Le digo a Nuria que si quiere ir ella, me dice que ni de broma lo intenta, que como sea igual que el anterior… Este largo sigue resiguiendo el diedro y es muy parecido al anterior, con algún que otro paso duro, repito por falta de técnica, pero que consigo sacar como buenamente puedo. Nuria piensa de este largo como el anterior: “no veas para ser quintos”. Eso sí, son los largos más asegurados de toda la vía. Otros 35 metros de tensión.

El L10 visto desde la Reunión.

L11 – IV+. Nuria decide tirar ella. La salida es fácil, se resigue el diedro hasta llegar a un pequeño muro para salir de éste hacia la derecha, luego un flaqueo por una placa/terraza de tercer grado fácil. Los puentes de roca y los empotradores atascados te marcan el camino hasta llegar a la reunión. Este largo tiene 25 metros.

Nuria en la R11, muy cómoda.

L12 – III+. Nuria decide también hacer este largo de primera, es un tramo fácil de transición para ir a buscar la pared, para realizar los últimos largos. El largo tiene 35 metros.

L13 – V. Largo fácil, bonito, divertido y juguetón. Escalada de adherencia, buscando los movimientos para ir ganando metros, jugando entre presas pequeñas y grandes. A Nuria también le gusta el largo pero ya no estaba para ir de primera, además se nos iba hacer de noche. Este largo tiene 30 metros, se puede empalmar con el siguiente si se quiere. Nosotros preferimos no empalmarlos.

Recuperando el L13.

L14 – V. Sigo tirando yo de primero, Este largo es de las mismas características que el anterior, fácil, bonito, juguetón y divertido. Nuria me comenta que para su gusto los seguros están lejos y cree que no es fácil autoprotegerlo; en esto último tiene razón, no es fácil proteger los pasos con material extra. Otro tramo de 30 metros.

Nuria recuperando el L14.

L15 – 6a. La guinda para acabar el pastel. Un tramo de adherencia en su primera mitad, pero que al ser tumbado no es difícil. Después te enfrentas a un pequeño bombo que supero, y a partir de aquí me entran las dudas: si seguir recto arriba o hacer un pequeño flanqueo hacia la izquierda, para poder superar el paso. Elijo la opción del flanqueo, tengo momentos de tensión en los pasos finos y de equilibrio, el batacazo hubiera sido doloroso. Una vez superado este paso, solo nos queda otro pequeño bombo, mucho más fácil que el anterior. Nuria sube acerando algún paso y con algún pedal y sobre todo con paciencia, lo supera todo hasta llegar a la reunión. Al acabar el largo le parece menos duro de lo que parecía desde abajo. Un tramo con 40 metros.

Nuria acabando el último largo.

Contento por la vía realizada. (Foto Nuria)

El descenso es fácil, no tiene perdida, ya que es un sendero marcado que te lleva hasta la pista. Una vez en la cima, seguir unos metros en dirección sur, hasta encontrar un sendero con hitos, que baja zigzagueando por bosque hasta llegar a la  pista, la cual continuaremos hacia la izquierda hasta llegar al coche. El descenso nos lleva una hora más o menos. Bajando por la pista encontramos el acceso al pie de vía.


Oscureciendo en el final de vía.

Disfrutamos como niños pequeños.

Un día fantástico, con mi gran compañera de cordada, es un placer poder escalar con ella. Un día largo de actividad, donde se nos hizo de noche, no teníamos prisa y veníamos a disfrutar, y lo conseguimos. Una vía muy recomendable. Un muy buen itinerario y trabajo de los aperturistas: Marcel Millet y Xavier Bonati. Gracias Nuria por compartir otra salida más conmigo.