viernes, 24 de julio de 2015

Vía Pany, en el Macizo del Pedraforca



Aventura en la Norte del Pedraforca.
Refugio Lluis Estasen y la Norte del Pedraforca.
Recorrido realizado.







Ficha técnica
Lugar: Pedraforca.
Zona: Cara-Norte.
Vía: Pany.
Dificultad: IV+ (PD).
Longitud: 520m.
Material: Cintas exprés, friends, allien, tascones.
Fecha: 11/07/2015.







Vamos al Pedraforca, esta vez para realizar la vía Pany, una de las históricas del macizo. Abierta por Jordi Panyella, Lluis Morera y Joan Rodríguez el 20 de Julio de 1941.

Tres semanas después de intentar el Gran Diedre, donde por tiempo y cosas varias tuvimos que renunciar a su escalada, decidimos volver a esta montaña, que me tiene hipnotizado, pero esta vez a realizar una vía más fácil en grado, pero a la vez más de aventura, ya que al haber muy pocos seguros no tienes una línea fija a seguir y te puedes embarcar donde no toca (algo pasó). A simple vista, la muralla norte del Pedraforca, tiene una línea clara de por donde se podría subir sin mucha dificultad y esta es la línea de la Pany, pero dentro de esta, te das cuenta que es mucho más, su roca no es perfecta, hay tramos donde la roca esta cuarteada y se cae a trozos, además es difícil de asegurar.

Llegamos algo tarde al macizo, pero bueno, creemos que nos dará tiempo hacerla tranquilamente. Pasamos el mirador de Gresolet y aparcamos en la pista a pocos metros de donde sale el camino que sube directo al refugio. La aproximación es por un sendero que hay a la izquierda del refugio de pintura blanca (mismo para la vía Homedes, Estasen y la mayoría de la parte central de la muralla) Este trayecto nos lleva casi una hora hasta llegar al pie de la Pany. Una vez allí nos armamos con el material e intentamos visualizar por donde tendremos que ir, la pared es enorme.
Inicio de la vía.

L1. Primer largo y para mi sorpresa, Nuria decide que vaya yo primero (no suele ser así, ya que a ella le gusta salir la primera para coger sensaciones), a mi me parece bien ya que tengo muchas ganas de escalar y meterme en la pared. Un tramo de 30 metros por terrazas hasta la pared, fisura fácil y evidente, solo vemos un clavo como seguro, monto la reunión en un plano muy cómodo y aseguro a cuerpo. Nuria sube muy bien, al llegar comentamos de por dónde ir, vemos una línea que parece evidente por donde subir, pero nos obligara hacer una Z con las cuerdas, ya que tiene dos flanqueos.
Visualización del L1 y parte de la vía.

L2. Después de comentar entre ambos de lo que pesamos que es el paso, Nuria se lanza a realizarlo de primera, empieza con un flanqueo en diagonal hacia la derecha, donde encuentra una reunión, habrá escalado unos 15 metros, duda de si hacer reunión o no, al final tira, y a los pocos metros hay dos clavos casi juntos (uno se mueve), después de estos un flanqueo expuesto, y un spit arriba a unos metros. Nuria decide montar reunión en los clavos, por la exposición del paso no se ve con confianza. Subo bien hasta donde se encuentra Nuria, de momento voy con las botas puestas.
Nuria en la R2 de clavos.

L3. Paso del flanqueo durillo para ir con botas (al menos para mí) lo saco dignamente, eso sí, con alguna resoplada de los nervios y asegurando el paso antes de llegar al spit. Una vez en este, seguir hacia la izquierda (ya más fácil) hasta salir a una canal donde improviso una reunión y vemos otra por debajo de donde nosotros hemos salido. Creemos que es la última de los rapeles de descenso.
Paso del Flanqueo del L3.

L4. Canal que hacemos caminando, en teoría tienes que subir hasta un pino y luego hacer un flanqueo por una placa hacia la izquierda, donde encuentras un clavo, pero nosotros nos metimos en la placa antes de llegar al pino (cagada), placa rota, muy rota y difícil de asegurar. Me meto en la placa, subo y coloco algún seguro, pero de golpe, me encuentro en medio de una placa rota por todos lados, donde no poder colocar nada, y  además, el ultimo seguro lo tengo tan lejos que si caigo pico en la canal donde me está asegurando Nuria. En una pequeña repisa herbosa, me quito las botas, estas no me están dando la confianza para escalar por este tramo y me calzo los pies de gato. En esta misma repisa, improviso una fisura rascando la hierba y coloco un allien, que hace que baje mi nerviosismo a una posible caída muy dolorosa y que pueda volver a fluir otra vez mi escalada. La reunión la hicimos saliendo de la placa hacia la izquierda en una buena repisa.
Canal del L4.
Repisa de L4.

L5. Aproximación fácil hacia la pared unos pocos metros. Hay un par de seguros y llegamos a otro rellano, desde donde podemos ver la Bauma de les Gralles, y el inicio de la vía Barbe. Cuando estamos los dos juntos en la reunión, tenemos un susto gordo, se escuchan gritos de ¡PIEDRAAAA! Desde arriba y al nada golpes de estas reventando contra la propia pared y algunas pasando de largo silbando como cohetes. Menos mal que habíamos llegado a esta zona, no quiero pensar si nos hubiera cogido unos metros más abajo. Después del susto retomamos nuestra escalada.
Nuria en L5. Detras rapel de acesso a la parte central del Pedraforca.

L6. Ahora es Nuria, que al fin se decide a tirar ella de primera, ha tenido un par de pasos donde no ha ido muy a gusto y había perdido algo de confianza. Es un flanqueo de derechas  por terrazas en busca de un pino. Encuentra también un par de pitones, y  pasado el árbol, a unos pocos metros, hay una pequeña terraza donde se encuentra la reunión.
Nuria haciendo el L6.

L7. Continuamos por unas terrazas de césped, salimos algo a la izquierda del Jardín, hasta la instalación de los primeros rapeles de bajada, yo sigo un poco más arriba, ya que esta reunión está ocupada por unos escaladores que inician su descenso. Monto una reunión en unas fisuras cercanas y sube Nuria. Nos salen unos 50metros de largo.
R7, el refugio nos queda algo lejos.

L8. Este largo va Nuria de primera, sube recto por una canal de segundo fácil, da la sensación de que se acerca a la pared, hasta que se encuentra con una pintura en la roca donde pone PANY, con una flecha que indica hacia arriba. Más a la derecha hay otra marca pero de pintura naranja, no conseguimos leer lo que pone, creemos que es la salida de la vía gran diedro.
Nuria en el L8.

L9. Desde la pintura vamos arriba por una placa bonita donde tengo que ir flanqueando para buscar la facilidad de la pared. La cuerda roza demasiado, no hay ningún seguro y decido montar una reunión una fisura, ya que la cuerda roza demasiado. La R es algo incomoda.
Recuperando el L9.

L10. Tramo de terrazas fáciles donde Nuria encuentra un par de clavos. El largo va en diagonal hacia la derecha y luego hacia arriba, hasta encontrar la instalación del rapel, que nos dejara en una repisa amplia. Montamos el rapel y descendemos a la cornisa que nos llevara al siguiente largo. (60 metros de largo desde nuestra R)
Terraza del L10.


L11. Después del rápel, seguimos por la canal hacia arriba durante unos 20 metros más o menos, es un tramo de II grado, caminado casi hasta encontrar una reunión rapelable y una flecha naranja que indica hacia arriba.

L12. Espolón que hay flanquear hacia la derecha siguiendo el par de pitones, al bordearlo te encuentras en una canal, subiendo por esta, hay un puente de roca con un cordino. Acabas saliendo de la pared y aquí todo cambia, ya ves el collado por donde tienes que bajar, yo monto la reunión en los primeros arboles, pero puedes montarla incluso más arriba en otros que hay, se puede alargar el largo al gusto.
Vistas despues del espolón.

L13. Nuria hace el último largo hasta los arboles de más arriba que sube por terrazas fáciles, donde apenas ya no existe dificultad. En esta reunión decidimos guardar el material y seguir caminado hacia el collado, seguimos las marcas rojas.
Nuria en la última reunión.

En busca del collado.

El descenso desde el collado lo hacemos hacia el Gat, siguiendo las ya mencionadas marcas rojas. La bajada para mi gusto, aún siendo fácil, es expuesta y si bajas la guardia te puedes pegar un porrazo fuerte. Hay muchos árboles desde donde se pueden montar rápeles, nosotros, antes de llegar al collado del Gat montamos uno, para así evitar una posible caída. Una vez en el collado sólo nos quedaba bajar por la tartera y enlazar con la tartera de la enforcadura y el PR que nos llevara de vuelta al Refugio, y de éste al coche.
Camino de descenso.


Un día largo, muchas horas en una actividad que no se nos olvidará nunca, muy buenos momentos compartidos en compañía de mi gran compañera, al que no me cansare de agradecerle el poder compartir con ella estos momentos.
Inicio del día.

Fin de la vía, "El Cabirols" detras.

Fin de la jornada, creo que muchas horas...

Hay sensaciones que no se pueden explicar, solo los que las viven pueden entenderlas.


miércoles, 8 de julio de 2015

Agulla Manolito García. Vía "Master & Commander"



Huyendo del Calor en Montserrat.
Vistas de Montserrat desde la cima de la Manolito García.
Reseña de Escalatroncs.




Ficha técnica
Lugar: Montserrat.
Zona: Agulles.
Vía: Master & Commander.
Dificultad: V.
Longitud: 130m.
Material: Cintas exprés, semáforo aliens (imprescindibles) y bagas para sabinas.
Fecha: 04/07/2015.

Nos vamos a Montserrat a pasar la mañana y elegimos hacer la Agulla Manolito García, y una vía sencilla, la “Master & Commander” agradable vía de iniciación donde los seguros en los pasos fáciles están en la china y en los pasos claves están muy bien equipados.
No es que vayamos muy pronto a escalar, ya que cuando llegamos al parking de Can Maçana son casi las 10:30 de la mañana, el sol se hace notar, pero caminar entre canales y bosques, alegra al cuerpo, al alma y el calor es más soportable.

La aproximación a la vía no es difícil, seguimos el PR, hacia el Refugio Vicenç Barbé, una vez llegamos a este, continuamos por el PR y empezamos a subir por la canal de l’Ou que es la primera que nos viene, justo entre la Maquina del Tren y la Roca de la Partió, seguimos los hitos azules que hay pintados, hasta llegar al pie de vía. Pasado el contrafort de l’Ou, nos encontramos con la Agulla que vamos a escalar.
Nuria equipandose en el pie de vía.

L1 - IV. Nuria es la que empieza escalando, y va como siempre diciendo que no va bien de cabeza y que se hace caquita... JEJE. Pero escala muy bien y es más la presión psicológica que se ejerce ella misma, que lo que realmente es. Hay un pitón a unos metros del pie de vía, luego tiende a ir hacia la izquierda, donde van apareciendo los seguros, alejados pero está bien para hacer coco y asumir distancias entre seguros. Antes de empezar la placa esta la reunión, Nuria iba tan bien, que se la pasó sin querer, no vio la reunión y chapo los dos seguros siguientes del 2º largo. Cuando se dio cuenta se descolgó hasta esta y monto la R.
El primer largo.

Nuria en L1.

L2 - V. Es mi turno y Nuria ya me había hecho el trabajo de colocar dos de los cuatro seguros que tiene este largo… JEJE. La placa es divertida, empiezas recto a buscar los primeros seguros y luego un poco de tendencia hacia la derecha para salir de la placa, una vez fuera de esta, la pared tumba y es una rampa de segundo grado hasta un árbol, donde monto la reunión (ojo con la piedra suelta de la rampa) Nuria sube muy bien, me dice que se le dio mejor cuando iba de primera, que cuando subía como segunda de cordada.
Nuria recuperando el L2.

L3 - III. Un largo que sale hacia la izquierda en busca del “Grumet” donde en su base hay una sabina, donde Nuria coloca una baga para asegurar el flanqueo, más arriba coloca un anillo en otra sabina, una vez en la cima de la cota 95, se tiene que destrepar hasta el collado donde se monta la reunión, es un paso de III donde coloca un merlet para protegerse. Un largo sin seguros anclados en la pared y para mí un largo fácil, lo único la desgrimpada de tercero, que yendo de segundo si te caes tienes un porrazo importante.
Desgrimpada del L3.

L4 – IV. Salida del collado hacia la izquierda en busca del seguro, luego flanqueo hacia la izquierda en busca del diedro, yo subo por la placa, el diedro lo veo algo descompuesto y ni me acerco. En la pequeña placa no hay seguros, así que subo sin nada hasta la primera sabina que enlazo con un anillo, luego rampa de II muy rota muchas piedras sueltas, que el roce de  la cuerda puede tirar estas abajo. Llego a la reunión coloco cinta y continúo arriba (mal hecho), la cuerda roza demasiado para saltarse esta reunión, pero solo es un paso de V y ya estás en la cima de la Agulla, las ansias por salir me pueden… Nuria sube con un nudo machard en el arnés, el rozamiento de las cuerdas no deja que yo recoja bien las cuerdas y se lo coloca por si ella tiene que ir recogiendolas (bien hecho, muy buena decisión). Al fin estamos los dos en la cima de la Manolito García.
Salida del L4.

Reunión que NO hay que saltarse!!!

Última reunión.

Descenso en un rapel corto desde una sabina con cordinos y bagas, hacia el Noroeste, ojo con la caída de piedras al bajar. Nosotros para retornar al coche decidimos subir hacia el Cami de la Travessa d’Agulles y llegar hasta el Coll d’Agulles o Collet Estret, e ir a buscar el GR y así hacer una ruta circular.
Vistas desde la la cima de la Manolito García.

Fin de vía.

Una mañana preciosa en un paraje precioso. Vía asequible y creo que buena para iniciación en lo que alejes se refiere (en grado fácil IV - III). Nos escapamos del calor infernal de la semana durante un rato. Una compañía inmejorable. Gracias por compartir estas aventuras junto a mí.

martes, 7 de julio de 2015

Cresta de los Besiberris



Al fin se dejan hacer los Besiberris.
Totalidad de la cresta vista des de el Besiberri Norte.

Volvemos a proponer los Besiberris para realizar su cresta, esta ya la hemos intentado hacerla en varias ocasiones, pero por culpa del tiempo o porque los días de cada uno no cuadran, no se acaba de realizar. Esta vez tampoco hay suerte para las fechas entre unos y otros. Decidimos hacer un par de grupos para poder realizar esta cresta y que cada uno tenga suerte con ella y con la meteorología.
Recorrido realizado.

Mi grupo lo componemos: Nuria mi gran compañera, mi gran y buen amigo Raúl y claro está un servidor. La ruta la tenemos clara desde hace tiempo, yo tengo más que aprendida la cresta, y además  he leído infinidad de información (como siempre ha de hacerse antes de ir hacer algo de montaña). La realizaremos en dos días, uno de aproximación y otro de ataque a la montaña, solo cabe esperar que la meteorología sea buena para los días que queremos realizarla.
De derecha a Izquierda: Nuria, Raúl y un servidor.

Llega el momento y el grupo está listo, la meteorología es buenísima, los astros se han alineado y después de muchos intentos, parece que esta será la definitiva, siempre que las cosas vayan bien allá arriba.
Sabado 27 de Junio de 2015, salimos de Barcelona sobre las 10:15, para ir a Sant Quirze a recoger a Raúl; hacia las 11:00 nos ponemos rumbo a nuestro destino. Mi querido amigo Raúl duerme como un niño pequeño durante casi todo trayecto. Paramos a comer por el camino ya que no tenemos mucha prisa, vamos con tiempo suficiente.

Hacia las tres y pico llegamos a la Presa de Cavallers. Nos preparamos y nos ponemos en marcha, tenemos un recorrido corto en kilometraje, pero intenso en desnivel, casi 750m. positivos. La subida del Barranco de Riumalo, no es muy agradecida que se pueda decir, además, el calor infernal que está haciendo tampoco ayuda a que esta sea más agradable; la sensación de calor es asfixiante, nos bebemos casi todo el liquido que llevamos en la ascensión. En casi tres horas nos situamos en el estanque de Malavesina (2.510m.), donde montaremos nuestro pequeño vivac. Este tendremos que buscarlo ya que los que hay alrededor están cogidos por otros montañeros que nos dan la bienvenida al pequeño campamento de los Besiberris. Encontramos sin querer el emplazamiento perfecto donde colocarnos, cenar y pasar la noche.
Vistas del recorrido y el Besiberri Norte desde Pletiu de Riumalo.

Yo paso una noche de perros, apenas puedo dormir, no acabo de encontrar la postura y no paro de moverme durante toda la noche, en cambio mis compañeros de aventura duermen mejor, Nuria descansa mejor que yo, pero Raúl se lleva la palma, duerme como si estuviera en casa, incluso le escucho roncar (que envidia me da), bueno al menos alguien descansa, mientras yo disfruto del fresco y de la preciosa noche que se ha quedado, limpia sin nubes, con una luna casi llena y el cielo plagado de estrellas.
Nuestro vivac de categoria 1.000 estrellas superior.

5:30 suena el despertador, bueno Raúl es el que nos despierta, que con la claridad del amanecer no puede seguir durmiendo, normal, si yo hubiera dormido como el seguro que me ocurre lo mismo. Desayunamos y desmontamos el vivac, y acabamos de preparar las cosas Nuria y yo, Raúl que para esto tiene un don lo tiene todo listo en apenas 5 min. y esta que se sube por las paredes para tirar para arriba (se nota su nerviosismo), pero no dice nada, lo conozco como si lo hubiera parido. Al final a las 6:30 nos ponemos en marcha, vamos subiendo por neveros y roca, hasta llegar al pie del Besiberri Norte, dos horas desde el vivac. Subimos por una chimenea amplia, un poco con tendencia a la izquierda en diagonal, que tiene pasos de II grado, diría yo, el resto se sube bastante bien, en poco más de 20 minutos estamos en la cima del Besiberri Norte (3.015m.). Pequeño descanso disfrutando de las vistas y continuamos ya que aun nos queda mucho trayecto por realizar.
Las vistas son espectaculares.

La Punta Alta nos vigila desde el este.

Y Aneto y las Madaletas desde el Oeste.

El recorrido de esta parte de la cresta es más lento, casi en todo momento vamos por su vertiente oeste asomándonos de tanto en tanto a la vertiente este, pasamos la Brecha Jaume Oliveras y seguimos divirtiéndonos por la cresta en busca de los rapeles antes de la Brecha Salles, dos cortos rapeles para salvar la Brecha. Después de estos, afrontamos el único paso donde aseguramos el paso para no tener ningún susto. Una pequeña placa de III grado, creo, el cual subo en libre y monto reunión para que suban mis compañeros asegurados.
Los dos rapeles cortos.

Nuria e Ivo, preparando el rapel.

Nuria rapelando, mientras Ivo espera. (Foto Raúl)

Placa de III grado. Recorrido por donde subimos.

Seguimos con la cresta hacia nuestra siguiente cima, el Besiberri del Medio Norte o Pico Simó, antiguo tres mil (3.002m.) descatalogado de la lista y reducido a (2.996m.) desde el Besiberri Norte nos separan casi 2h. y 45min. Al Besiberri del Medio Sur o Pico Jolis, otro antiguo tres mil (3.003m.) y ahora (2.995m.) nos lleva poco más de cinco minutos. Aprovechamos para comer hidratarnos y descansar un ratillo, para proseguir hacia el Besiberri Sur. Una hora y media nos lleva el trayecto de la cresta, cruzar el nevero y subir por el pequeño corredor de acceso (30º) a la cumbre del Besiberri Sur (3.030m.). Al fin, al fin he subido las cumbres de los Besiberris, y con una compañía de lujo.
Flanqueo por el nevero en busca del Besiberri Sur.

Pequeño corredor de acceso al Besiberri Sur.

Pero el trayecto no ha acabado, aun nos queda el Pico de Comaloforno y además para postre, en dirección contraria a la que nosotros vamos, vienen dos grandes amigos Vanessa y Ernest, que vienen de hacer la Punta Passet y el Comaloforno. Nos cruzamos con ellos en medio de la cresta del Besiberri Sur al Comaloforno, charlamos un ratillo animadamente y nos hacemos la foto de rigor para que conste que estuvimos allí arriba los cinco juntos, pero con rutas diferentes.
Todos juntos: Ernest, Vanessa, Nuria, Raúl y Yo.

Después de las risas y la pequeña charla, cada uno continua su camino (hemos quedado en vernos después, en Barruera). Al poco rato hacemos cumbre en la que será nuestra última cima del día, el Pico de Comaloforno (3.033m.), foto, hidratación y alimento para el cuerpo y a continuar nuestra aventura, aun nos queda bajar y la ruta de descenso, la tenia clara por mapa y en el terreno, era calzarnos crampones y no quitárnoslo hasta el vivac, íbamos a bajar por nieve todo el rato, nos resultaría más fácil y también que sería algo más rápida.
Cresta realizada vista desde el Comaloforno. IMPRESIONANTE.

Rutas de ascenso y descenso.
Llegando al Ibon de Malavesina.

En dos horas nos plantamos en el vivac. Recogemos el material escondido y volvemos hacer las mochilas, estas vuelven a pesar más y las fuerzas ya no son las mismas, se notan las caras de cansancio y aun nos quedan dos horas de bajada hasta el coche. La bajada del Barranco de Riumalo es horrorosa, cada uno baja como puede, Raúl va tirando solo hacia abajo, el barranco lo está acabando de machacar, como a todos. Llevamos una pequeña paliza en el cuerpo y  hay que estar preparado para estos envites (física y psicológicamente). Nuria y yo bajamos más tranquilos, pero el dichoso barranco es agobiante, parece que no se acaba nunca, además tenemos un ejército de moscas revoloteando alrededor nuestro, que aun hace que nos agobie algo más el camino. Al fin llegamos al Pletiu de la Obaga, cabecera del Embalse de Cavallers, solo no queda bordear este y habremos cerrado el círculo del fin de semana.
Besiberri Norte. (Foto Raúl)

Besiberri del Mig Norte o Pico Simó. (Foto Raúl)

Besiberri Sur.

Pico Comaloforno.

Fin de semana espectacular. Buen tiempo, inmejorable compañía, la lastima ha sido no poder venir todo el grupo, habría estado muy bien, pero ya habrá otras oportunidades y otros proyectos.
Gracias a mis dos compañeros de aventura y a mis dos compañeros de visita en la aventura, por compartir estas grandes y maravillosas experiencias y momentos. Esta vez nos comimos el pastel entero con guinda incluida.
Yo, personalmente voy tachando mis pequeños proyectos, que no son pocos y además siguen acumulándose en mi cabeza.

Lo bonito de este deporte, afición, pasión, es que siempre hay y habrá rutas y lugares que visitar, ya sea en compañía o en solitario, y de las que disfrutar.